Ortodoncia interceptiva: qué es y qué ventajas tiene

Los 6 años es una edad clave para la boca de los niños, ya que es alrededor de esta época cuando comienza una nueva etapa: la erupción de los dientes definitivos. Esto marcará un antes y un después en su sonrisa, por lo que es importante que un ortodoncista controle cómo avanza esta nueva dentición para poder poner solución a cualquier alteración.

En Clínica Raga Infantil siempre recomendamos a nuestros pequeños pacientes que tengan su primera visita con el ortodoncista a partir de esa edad. Así, cuando sean mayores, podrán disfrutar de una sonrisa sana, alineada y bonita.

Ortodoncia interceptiva: la importancia de un tratamiento temprano

Este seguimiento de su desarrollo ayudará a que, si aparece alguna alteración en sus dientes o maxilares, se le pueda poner solución a tiempo para que sea más fácil de corregir y para evitar que se produzcan consecuencias más difíciles de solventar.

¿Qué es la ortodoncia interceptiva?

La ortodoncia interceptiva es un tratamiento destinado a solucionar de manera temprana las alteraciones que comienzan a verse en los maxilares y los dientes de los niños. De esta forma, se evitan futuros problemas en la mordida guiando el movimiento del maxilar y la mandíbula hacia su posición correcta y estimulando o frenando su crecimiento.

Dentro de los sistemas de ortodoncia que se engloban en esta categoría, encontramos dos tipos:

  • Removibles. Son muy sencillos de retirar y facilita mucho la higiene dental de los pequeños y la propia limpieza del aparato.
  • Fijos. Este tipo de ortodoncia interceptiva permanece fija en el paladar, y su objetivo suele ser expandir el maxilar.

Dependiendo del problema a tratar, encontramos sistemas como el bionator, anclaje extraoral, máscara facial, disyuntores… El ortodoncista se encargará de llevar a cabo un diagnóstico preciso para decidir el tratamiento más adecuado para cada paciente.

¿Cuáles son las ventajas de la ortodoncia interceptiva?

Comenzar un tratamiento de ortodoncia interceptiva en edades tan tempranas trae consigo dos ventajas fundamentales para los más pequeños:

  • Movimientos más sencillos. Como sus maxilares están en pleno desarrollo, es más sencillo conducir los maxilares hasta su posición adecuada. Cuanto antes se comience este proceso, más facilidad de movimiento habrá. Por tanto, empezar un tratamiento de ortodoncia interceptiva cuanto antes será muy beneficioso para los pequeños.
  • La importancia de la prevención. Los problemas en la mordida que no se solucionan durante el desarrollo bucodental, suelen causar complicaciones cuando los niños pasan a la edad adolescente o adulta. Cuando alcanzan estas edades, estos problemas se vuelven mucho más difíciles de solucionar, llegando incluso a precisar cirugía. Por ello, colocar una ortodoncia interceptiva de manera temprana evitará que haya que recurrir a soluciones más complicadas cuando los niños sean mayores.

 

En Clínica Raga Infantil acompañaremos a los pequeños durante su tratamiento de ortodoncia interceptiva para poder actuar ante cualquier alteración que notemos en su desarrollo bucodental. Nuestro objetivo es solucionar de forma eficaz, sencilla y cómoda para ellos cualquier problema de funcionalidad de manera temprana para que puedan disfrutar de una sonrisa sana y alineada desde su infancia. ¡Pide cita!

Llámanos
Contacta por Whatsapp