Avulsión dental en niños

La etapa de la infancia está llena de aventuras, juegos y descubrimientos. Así como está llena de diversión también está repleta de tropiezos, caídas y accidentes. Dentro de los traumatismos más frecuentes durante la infancia están los golpes en la boca, que pueden ocasionar una avulsión dental.

¿Qué es una avulsión dental?

Es la salida completa del diente de su alvéolo como consecuencia de un golpe o traumatismo. Los dientes están ubicados en unas cavidades llamadas alvéolos, que están dentro del hueso alveolar en ambos maxilares.

Las avulsiones dentales con mayor frecuencia ocurren en niños entre los 5 y los 9 años de edad, siendo los incisivos centrales los dientes más propensos a ser alvulsionados al momento de un impacto fuerte en la boca.

El impacto o traumatismo, rompe las fibras del ligamento periodontal, que son las que ayudan a sujetar el diente dentro del alvéolo, provocando la avulsión o salida completa del diente. En los casos de avulsión por lo general no hay fractura dentaria, sino que el diente es expulsado con su corona y raíz.

Las principales causas de avulsión dental son:

  • Caídas en patines, patinetes y bicicletas.
  • Golpes al momento de practicar deportes extremos o deportes de contacto, sin protección.
  • Impacto de objetos contundentes.

¿Qué hacer en caso de una avulsión de un diente de leche?

Lo primero que debemos tener en cuenta es si el diente avulsionado es temporal (de leche) o permanente. Al ser niños, presentan dentición mixta, es decir, que en su boca tendrán dientes de leche y dientes permanentes. Es importante al momento del traumatismo que los padres identifiquen si el diente que ha sufrido el golpe es permanente o no.

En caso de que el diente sea de leche, no se recomienda que los padres lo reimplanten o coloquen nuevamente dentro del alvéolo, ya que pueden afectar al germen dentario del diente permanente.

En estos casos, se recomienda que dentro de las próximas 48 horas a la avulsión, el niño sea evaluado por un Odontopediatra, para poder ver el estado de los tejidos remanentes y evaluar si no hay fractura a nivel óseo o de otras piezas dentarias. El niño permanecerá con el espacio edéntulo o vacío hasta que erupcione el diente permanente. Hay casos en los que el Odontopediatra puede realizar un seguimiento radiográfico anual para controlar cómo va la erupción del diente permanente.

 

avulsion dental

¿Qué hacer en caso de una avulsión de un diente permanente?

Cuando el diente avulsionado es permanente el protocolo cambia. Al ser una pieza que no tiene sustitución, salvarla es la primera opción.

  • Mantener la calma en todo momento.
  • Lo primero que debes hacer es coger el diente avulsionado y limpiarlo con abundante agua para retirar cualquier suciedad del piso.
  • Intentar reposicionar el diente dentro del alvéolo dentario, en los primeros 15 minutos tras la avulsión, sujetándolo y evitando moverlo, para conseguir una pequeña fijación.
  • En caso de que la sangre o el estrés de la situación no te permitan reposicionar el diente dentro de su alvéolo, debemos conservarlo en un espacio húmedo hasta que el niño pueda ser atendido por un especialista. Se puede mantener dentro de la boca, en la parte interna de la mejilla, para que tenga contacto con la saliva, o se puede colocar dentro de un recipiente con agua o leche. Esto evitará que el diente se deshidrate.
  • Así puedas o no reposicionar el diente en boca, es importante que lo vea un dentista de urgencia lo mas rápido posible. Mientras más pronto lo vea, mejor será el pronóstico del diente. Se considera que pasadas 2 horas de la avulsión, la reimplantación del diente tiene mal pronóstico.
  • Dependiendo de cada caso, el profesional reposicionará y ferulizará el diente, sujetándolo a los dientes vecinos para conseguir la fijación.
  • Al producirse la avulsión, se interrumpe el flujo sanguíneo del diente, ocasionándose una necrosis o muerte pulpar. En cada caso hay que valorar el cierre apical, ya que si la avulsión ocurre en niños pequeños, los ápices de sus dientes permanentes aún pueden estar abiertos, en estos casos se debe limpiar y rellenar los conductos con Hidróxido de Calcio. Cuando ya los ápices del diente están completamente cerrados, se debe realizar un tratamiento de Endodoncia para poder retirar los restos de nervio dentario  y sangre de la cámara pulpar y conductos radiculares, y así evitar que la necrosis ocasione cambios en la coloración del diente.
  • Se realizarán controles radiográficos periódicamente para ver que todo vaya bien tras la reposición del diente.

Si algunos de tus hijos llega a sufrir algún traumatismo dental, recuerda que lo primero es mantener la calma. En Raga Ortodoncia Valencia contamos con especialistas en Odontopediatria y servicio de urgencias dentales para poder ayudarte en estos casos ¡Contáctanos!

Llámanos
Contacta por Whatsapp